Capítulo 35. Panorama de Actualidad. Introducción


En un blog tan sucinto como el nuestro no podemos hacer justicia a la crecida oferta de proyectos interioristas de que gozan los diseñadores en nuestros días, pues  a las decoraciones “fijas” (comerciales, vivienda, monumentales) se han sumado las instalaciones efímeras, y quizás sea en ellas precisamente donde liberados de la exigencia de perdurabilidad se hace gala de una mayor inventiva. Lo que sí podemos hacer desde nuestro blog es tratar de caracterizar las líneas estilísticas principales de la última década, es decir, aventurar un resumen formal.

Sobresale por su funcionalidad comercial la cultura posmoderna y su insaciable necesidad de sorpresa. Lo tratamos en el capítulo 36.

Para mí la mayor sorpresa del siglo XXI ha venido de la mano de quienes han sabido fusionar estructuralismo y decorativismo, la hibridación que representa el estructuralismo ornamental, estética aún innominada, pero que caracteriza a nuestro tiempo: la propia estructura de los objetos convertida en algo ornamental, el beso entre la cultura moderna y la cultura antigua. Desarrollamos estas novedades en el capítulo 37.

De los estilos modernos el estilo más vigente es el orgánico, ahora curiosamente aliado con el estilo high-tech o tecnológico. ¿Influencia tal vez de la educación visual en los dibujos animados japoneses y el cine de ciencia ficción, poblados ambos de organismos biónicos? En paralelo, el orgánico está sirviendo también para diseñar espacios y muebles específicamente juveniles e infantiles. Hablaremos de todo ello en el capítulo 38.

Los estilos clásicos, que sufrieron un parón entre 1990 y 2005, se han fortalecido después de 2007, con el Luis XVI y el aerodinámico a la cabeza. Los repasamos en el capítulo 39. 

(Uno de los estilos que más ha subido es el neoplástico, reconocible en las sinfonías cromáticas no siempre bien afinadas de cientos de fachadas colorín surgidas desde el año 2000. Aparece mencionado en algunos libros como “estilo maximalista” porque repite la seriación geométrica del minimalismo pero supera la rigidez del cromatismo neutro. No lo estudiamos en nuestro blog porque se ha empleado casi exclusivamente en fachadas).